Veneno (1977)


Al ser mi primera entrada, quería que tratase sobre un disco de los considerados “sagrados” en la historia de la música en España. Por ello, antes de hablar sobre este disco he de santiguarme. Ayer menospreciado y vilipendiado, Veneno hoy está considerado por la mayor parte de la crítica como el mejor disco de la historia de la música española. Así queda además recogido en diversas clasificaciones realizadas por varias publicaciones musicales, como Efeeme o Rockdelux. “Veneno” (Veneno, 1977) es el trabajo más subversivo y provocador jamás publicado y que jamás se publicará en España. Eso sí, si no te gustan Los Delinqüentes, Muchachito o el mismo Kiko Veneno, herederos de aquel grupo, mejor no sigas leyendo. Tuya es la elección.

Para mí, el mejor disco junto a El Patio, de Triana. Como éste, tampoco tuvo éxito en un principio. Aunque con Veneno la fortuna fue más cruel si cabe, pues el grupo no vendió absolutamente nada, y muchos tildaban de colgados a los componentes del grupo, que son gente tan ilustre hoy día como Kiko Veneno, Raimundo y Rafael Amador (que contaban con 17 y 16 años entonces), Pepe Lagaris o Noel Mújica (quien ya fuera batería de los míticos Smash, pioneros de la fusión Rock-Flamenco allá por los 60). Actualmente, el disco ha superado ya las 300.000 copias vendidas. Por desgracia el éxito fue póstumo, pues este genial proyecto sólo dio un único fruto debido a la nula acogida que recibió. En el momento de la separación del grupo, el disco por entonces sólo había vendido poco más de 100 discos.

Es un disco producido por Ricardo Pachón, famoso por liderar otros intentos posteriores de fusionar el flamenco con el rock con proyectos bastante más exitosos, como el disco “La Leyenda Del Tiempo“, de Camarón (en el que colaboraron los miembros de Veneno, tanto componiendo como tocando en otro disco que también fue rechazado y que hoy no sólo está considerado como el mejor disco de Camarón sino como el segundo mejor de la historia tras “Veneno”), o Pata Negra, grupo formado por los hermanos Amador. Como anécdota, cabe citar la frase pronunciada por un ejecutivo de la compañía CBS cuando escuchó la maqueta: “O es una mierda como una casa, o esto es algo genial”.

Rafael Amador, José Lagares, Raimundo, El Tacita y Kiko

Rafael Amador, José Lagares, Raimundo, El Tacita y Kiko

Sin duda es una obra desgarradora. Su impactante sonido se clava en el alma y bloquea el cerebro, que no sabe cómo reaccionar. Y no es una metáfora rebuscada, porque el sentimiento que provocan estos salvajes es exactamente el mismo. Al escucharlo, un veneno mortal se introduce por los oídos de aquel que lo oye. Mortal, pero muy dulce si lo sabes apreciar. Para que no te haga daño, debes desaprender, olvidarte de todo cuanto habías escuchado anteriormente, cerrar los ojos y dejarte llevar. Y escuchar. Porque es un disco muy crudo, hecho por unos jóvenes alocados que empezaban a indagar en el mundo de la música y de las drogas, sin más pretensión que la de pasarlo bien tocando por el mero placer de tocar. Aunque con ello, estaban poniendo patas arriba a toda la música española hecha hasta el momento, para estupor de los críticos de la época, sentando las bases de todo un clásico al que la música nacional actual no hace más que recurrir, pero sin acercarse demasiado.

Se trata de un disco de fusión, en el que se mezclan multitud de estilos diferentes. La mayoría de los críticos hablan principalmente de que el disco es una mezcla de Rock, Flamenco y Blues, aunque para mí uno de los estilos más marcado de todos los que se tocan sea el Punk, tanto por la forma en que se concibió el disco como por sus subversivas letras. Si Triana son los Pink Floyd andaluces, Veneno sin duda son los Sex Pistols. Un rock anárquico hecho con callejeras guitarras flamencas. El cóctel es brutal y explosivo. La forma de tocar las guitarras flamencas es totalmente provocadora. Los hermanos Amador maltratan sus guitarras. En el disco podemos casi percibir que las cuerdas de estas guitarras están a punto de romperse.

El surrealismo es otro componente fundamental del disco. El surrealismo que actualmente tiene Kiko Veneno como cantautor, que es mucho, parece un sermón de cura comparado con las anárquicas letras de este disco. He de admitir que al principio no me gustaban las canciones, era incapaz de valorar a estos “ladridos” como arte. Luego, me empezaron a gustar las canciones más lights, como La Muchachita, No Pido Mucho o San José de Arimatea. Actualmente el disco me parece una verdadera joya nacional. Cabe destacar el tema instrumental Indiopole, que mis prejuicios en un principio con todo lo relacionado con el flamenco no me permitieron vislumbrar en todo su esplendor, y sobre todo Aparta El Corazón De Las Mangueras, la canción más caótica, demente, subversiva y genial de un disco ya de por sí genial.

El comienzo de esta canción es muy duro. Una guitarra cansina estropea toda la musicalidad que una guitarra española pueda tener. El sonido, literalmente, te duele. A continuación, se le une otra guitarra más, y luego una tercera. El sonido es ahora insufrible. Comienza la voz a sonar –que no a cantar-, y el resultado es de absoluta perplejidad. Esto no es música, o tal vez sí. “Despoja tu mano de cenizas, manifiesta tu humildad originaria…”. Tras unas frases totalmente sin sentido, comienza un ritmo de música alocado pero a la vez ordenado. Los acontecimientos se precipitan. Cada instrumento parece que toca una canción distinta, cada uno parece hacer la guerra por su cuenta. Pero el todo, aún así, es armónico. El oyente ya no puede escapar, está preso de un veneno mortífero que paraliza los músculos. El que te mate o no, depende de tu respuesta ante el veneno. Porque a mí me ha reportado infinitas satisfacciones. El disco, de hecho, actúa como si de una droga se tratara.

De hecho, la portada original presentaba una ficha de hachís envuelta en papel de plata, y sobre la sustancia ilegal aparecía marcada con hierro candente la palabra “veneno”. La censura fue inmediata, y el diseño se tuvo que cambiar por el actual, en el que aparece la misma sustancia pero de forma más disimulada. Al abrir el envoltorio que cubre este veneno, el resultado no puede ser más desolador. Sonidos de colores, sensaciones que evocan imágenes. Si éste era el objetivo del grupo, lo ha conseguido.

Portada censurada

Portada original censurada

A menudo cuando oigo alguna de las canciones del álbum, incluso después de haber escuchado el disco multitud de veces y de saberme de memoria todas sus canciones, tengo que controlar mi respiración porque me falta el aire. Otras, vuelvo a poner la canción desde el principio, porque noto que se me ha escapado algo muy grande que no he sabido apreciar anteriormente en toda su dimensión.

Se ven ciertas influencias del Rock Progresivo en algunos momentos, como en el final de Los Animales, y sobre todo de Bob Dylan en algunas de las letras (No Pido Mucho), pero digo esto casi por poner algún antecedente, porque el disco no se parece a nada que se haya podido escuchar anteriormente jamás en el mundo. A partir del año 1977, en cambio, sí podemos decir que hayan ido apareciendo grupos que se han parecido a esta obra, que fue capaz de atentar contra la inmensa calma del flamenco, que parecía imperturbable.

Pocos peros podemos señalar del disco. Aparte de que el sonido no es el óptimo, -aunque para la época no estaba tan mal-. Lo que sí es un problema es el que esta obra constituya el único trabajo editado de este magnífico grupo (aunque ahora están preparando un trabajo conjunto Kiko y Raimundo, ya sin Rafael, muy consumido por los vicios y peleado con todo el mundo). Sí se hechan en falta canciones como Un Catalán Fino o Ratitas Divinas, creadas en la época, pero que no se editaron en el  disco, probablemente porque con estas 2 canciones el disco hubiera vendido mucho menos, ya que sus letras son muy subversivas. Luego aparecerían en 1981, en el primer disco de Kiko en solitario (Seré Mecánico Por Ti), aunque ya sean versiones distintas.

Otro pero, por poner alguno más, es el de haberse adelantado 30 años en el tiempo, pues si el grupo hubiese aparecido hoy día habría vendido bastante más –ahora sí triunfan Los Delinqüentes, grupo similar (de hecho deben su nombre a la canción del grupo Veneno, de los que son admiradores) que aunque tiene muchísima calidad no es ni la mitad de crudo que éste, su estilo es otro más light-, y también el que no hayan metido más canciones, pues siete canciones es muy poco legado para un grupo que merecía todo el éxito del mundo.

Tras la disolución del grupo, llegó la colaboración de los ya ex- componentes de Veneno con Camarón en “La Leyenda Del Tiempo“. Kiko adoptó su apellido musical del nombre de su primer grupo y empezó a hacer su arte un poco más comestible para el público. Así, en los 80 pasó a hacer pop (Quítate La Bata) y technopop (Algo Tuyo), para encontrar finalmente en los 90 su lugar en la música como cantautor, firmando otros dos discos considerados entre los 20 mejores (“Échate un Cantecito” y Está Muy Bien Eso del Cariño”). Los hermanos, a su vez, Amador dieron origen a un grupo, Pata Negra, también fundamental (su disco “Blues de La Frontera” está el 7 de la lista de Rockdelux). Tras la disolución del grupo, cada uno sigue su carrera en solitario, como está haciendo Raimundo ( “Ay Qué gustito”).

Tacita, Lagaris, Kiko, Rafael y Raimundo

Tacita, Lagaris, Kiko, Rafael y Raimundo

El disco es un canto a la libertad, pero también habla de drogas, de pobreza y de sexo, todo ello encubierto en unas letras que parecen haber sido sacadas al azar de entre las páginas de un diccionario, pero que han sido minuciosamente elegidas por Kiko, buscando siempre metáforas imposibles. Este disco, imprescindible para todo amante de la música, puede gustar o no, pero seguro que no dejará indiferente a nadie.

Si quieres más información sobre el grupo, te recomiendo que le eches un vistazo al documental de “Volando Voy (Dame Veneno)” (2007), del sevillano Pedro Barbadillo, que se estrenó en la pasada edición del Festival Europeo de Cine de Sevilla, cita que además se aprovechó para homenajear al grupo sevillano.

1.- Los Animales
2.- La Muchachita
3.- Los Delincuentes
4.- Aparta El Corazón de Las Mangueras
5.- San José De Arimatea
6.- No Pido Mucho
7.- Indiopole

3 comentarios so far »

  1. 1

    lasmanzanasdulces said,

    Grandes las costillas de Raimundo xD

  2. 2

    ale87xerez said,

    Clap, clap. Bienvenido Juan. Tendré que escuchar el disco… ya te diré lo que me ha parecido. Felicidades por la entrada, parecía larga pero se lee fácil. Es una mierda la ley del mercado, que hace que todo se tenga que adaptar para que el gran público lo acepte.

  3. 3

    tonylovsky said,

    A esto es a lo que yo le llamo entrar por la puerta grande. Puede que no sea mi estilo de música favorito, pero sin duda, Kiko Veneno y los hermanos Amador son palabras mayores en el panorama musical español.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: