El gordito vestido de rojo


Comienza diciembre. El mes en el que empieza el frío de verdad, el mes en que llega el invierno, pero sobre todo, el mes de la Navidad. Tiempo que identificamos con un personaje rechoncho, vestido de rojo, que vive en Laponia rodeado de elfos, que se tiene una lista con todos los niños que han sido buenos y malos y que viaja repartiendo juguetes montado en un trineo volador propulsado por ocho renos voladores. Papá Noel (o Santa Claus, como ustedes gusten) le ha robado el protagonismo navideño a los personajes que se supone que deberían tenerlo por legítimo derecho, el recién nacido Niño Jesús o sus Majestades de Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar (aunque todos sabemos que la Navidad se celebra cuando se celebra más por una carambola que por motivos puramente demostrables). Este personaje está en el imaginario de todos nosotros, aunque pocos sabemos de dónde ha salido con mucha exactitud. Sin embargo, quien inició toda esta parafernalia, poco tiene que ver con el personaje rollizo y de largas barbas bancas que todos conocemos. Tenemos que trasladarnos en el tiempo hasta el Siglo IV, a la ciudad de Mira (situada en la actual Turquía).

El pequeño Nicolás nació en una familia acaudalada. Desde muy pequeño se preocupó por el bienestar de los demás, especialmente de los más desfavorecidos. Cuando tenía 19 años, una terrible epidemia sesgó de golpe la vida de su familia, haciendo que heredase una verdadera fortuna. El duro golpe no cambió al joven, que donó toda su fortuna y decidió entrar en un monasterio para consagrar su vida a Dios. Poco después fue proclamado obispo de la localidad.

Dicen de San Nicolás que fue un ejemplo de generosidad enorme. Cuenta la leyenda que en cierta ocasión un mercader de Mira, que tenía tres hijas, no tenía dinero suficiente para la dote de la boda de una de ellas. Desesperado decidió vender como criada a la menor de sus hijas. Pero una noche el obispo, enterado de la situación, salió de incógnito, y lanzó por la ventana del mercader una bolsita con monedas de oro, dando la casualidad que ésta se coló en la calza de la hija. De ahí la tradición de dejar regalos en el calcetín el día de Navidad.

San Nicolás falleció el 6 de diciembre del año 345. Dada la proximidad con la Navidad, sus contemporaneos decidieron que se trataba de un personaje excelente para repartir regalos a los niños en Navidad. Siglos después, en el año 1087, sus restos fueron trasladados a Bari, donde construyeron una iglesia en su honor. Su fama creció a partir del Siglo XII,  hasta tal punto que lo hicieron santo patrón de varios países como Rusia, Grecia o Turquía. Además es patrón de los marineros, ya que según la tradición popular, los marineros de un barco que estaba a punto de naufragar por una terrible tormenta, rogaron al santo que detuviera la tempestad, cesando ésta milagrosamente.

La imagen que ha llegado a nuestros días de San Nicolás poco tiene que ver con la realidad. Poco tiene que ver es aspecto de tenía el santo con la imagen que tenemos hoy en día. Era un hombre alto y desgarbado, y su vestimenta era la habitual de un sacerdote de su época. Su aspecto actual se lo debemos a Coca Cola, que en 1931 encargó a una agencia de publicidad que recrease a Santa Claus. También el nombre ha cambiado. El nombre Santa Claus es una derivación del San Nikolaus que los inmigrantes holandeses llevaron a Estados Unidos en el Siglo XVII.

Sea como fuere, el día 24 por la noche, San Nicolás cumplirá los deseos de muchos de nosotros… siempre y cuando hayamos sido buenos.

2 comentarios so far »

  1. 1

    ale87xerez said,

    Qué habilidad tienen estos americanos para sacarse las tradiciones de la manga… Yo siempre seré de los Reyes Magos!!

  2. 2

    lasmanzanasdulces said,

    Qué bonito! Seguro que a todos los manzaneros nos traen muchas cosas xDD


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: