Hagamos el payaso


circo-2Insisten y vuelven a insistir. Que el circo ya no está de moda, que hace tiempo que agoniza. Y en cierto modo, llevan razón. Lejanos tiempos aquellos en los que los pueblos se paralizaban cuando el circo llegaba a sus ciudadanos, cuando los niños preferían ver rugir a un león y disfrutar de las peripecias de los acróbatas a matar marcianitos en la Nintendo. ¡Cuán malvado el marketing y los publicistas con sus manías de cambiar los hábitos y apetencias de los inocentes niños! Aunque tampoco haya que echarles la culpa de que los niños consuman Chesterfield y Malibú con piña a edades cada vez más tempranas. Queridos detractores e introductores de nuevas costumbres en la infancia (por llamaros suavemente): lo siento. El circo aún sobrevive y mientras queden Milikis como el que esta entrada escribe, su vida será eterna. ¿Que si tengo pruebas? Vayámonos pues a Cornellá, localidad de los Estopa.

Y es que para un fan de esos hits que fueron Mi barba tiene tres pelos o Susanita tiene un ratón, lo que cada dos años organiza esta localidad barcelonesa es sencillamente sencional. Dan ganas de encerrar para siempre a ese Peter Pan que todos llevamos dentro y no dejarlo escapar. Para aquellos que piensan que los payasos son para niños, deberían visitar este Festival Internacional del Payaso, el cual no ha faltado a su cita bianual desde 1984. En cada edición se ha conseguido reunir a los profesionales más prestigiosos del mundo de las sonrisa, esos artistas que con música, silencio o gestos son capaces de despertar una carcajada independientemene de nuestra edad.

Un festival que atrae incluso a figuras como la de Bello Nock. Sin nariz roja, sin peluca y sin apenas maquillaje, el citado payaso es el ídolo de los niños en Estados Unidos y, a decir de la revista Time, el mejor clown del mundo. Seguramente para mejor payaso del universo, designarían a George Bush.

Tras diez días en los que Cornellá se ha convertido en el escaparate mundial de la comicidad, el festival se despedía en el día de ayer hasta su edición de 2010. Esperemos que gracias a propuestas como estas los zapatos de tres talones nunca mueran. Había una vez un circo…

2 comentarios so far »

  1. 1

    ale87xerez said,

    A mi me parece que los niños de hoy día están de vuelta y media ya, y que los monos y los elefantes les gustan mas bien poco


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: