Los viejos rockeros nunca mueren


Han pasado más de cuatro décadas desde que Miguel Ríos publicase su primer disco. Entonces era un chaval de apenas 18 años que se hacía llamar Mike. Más de una treintena de discos, y un sin fin de grandes éxitos avalan su trayectoria. El pasado martes salió a la venta su último trabajo: Solo o en compañía de otros.

miguelriosNacido en el granadino barrio de La Cartuja, en el seno de una familia numerosa, tuvo que ponerse a trabajar bien joven, apenas con 15 años recién cumplidos, tras el fallecimiento de su padre. Su primer trabajo fue como camarero en un bar, y posteriormente pasó a trabajar en el departamento de música de unos grandes almacenes, donde descubrió la que iba a ser su gran pasión en la vida: el rock & roll.

Con 16 años, alentado por unos amigos, se presentó al concurso de talentos Cenicienta 60 de Radio Granada. Pocos meses después viajaba a Madrid para hacer realidad su sueño. Pero los comienzos siempre son duros, y los primeros tiempos de su etapa madrileña no hacían presagiar el mito en que Miguel Ríos se convertiría algún tiempo después. Hasta 1962 no consiguió la oportunidad de grabar su primer EP con el sobrenombre de Mike Ríos, el Rey del Twist. Ya lo había conseguido, su carrera por fin había comenzado a andar.

De la década de los 60 destacan algunas canciones míticas de Ríos, como El río, Vuelvo a Granada o El rock de la cárcel. Pero sin lugar a dudas, el momento más importante de esta década en la trayectoria del artista se produjo en 1969, cuando se editó el que sin duda ha sido el mayor éxito de su carrera: El Himno a la Alegría. Según palabras del propio artista, este tema hizo que se diera cuenta del verdadero potencial artístico que tenía.
A este gran éxito le siguen otros tantos, como Año 2000 o la balada Santa Lucía. Otro de los momentos más trascendentales de su carrera se produce en 1982, con la publicación de LP Rock and Ríos, considerado por muchos expertos como la gran joya del rock nacional.

Posteriormente publica El rock de una noche de verano y La encrucijada, obteniendo un gran éxito. Sin embargo, su siguiente trabajo, el recopilatorio Rock en el ruedo, supuso un gran fracaso a nivel de ventas.

Otro de los momentos culminantes en su carrera se produjo en 1986, cuando se presenta en Televisión Española el programa Qué gran noche la de aquel año, que recorría la historia del rock español, y que obtuvo un premio Ondas.

Durante los 90 no se prodiga mucho en nuevos trabajos, pero sin embargo colabora activamente con grandes amigos en sus giras, como Mucho más que dos o El gusto es nuestro. Además, en 1997, a modo de conmemoración de sus 35 años de carrera, realiza la gira Big Band Ríos, de la que se publicó un disco homónimo con los mayores éxitos de su carrera. También cabe destacar, en 1998 la aparición de su propia discográfica Rock and Ríos.

En 2003 regresa a su Granada natal para celebrar un concierto a favor de la Asociación Parálisis Cerebral, en colaboración con otros artistas como Víctor Manuel, Ana Belén, Ketama o Raimundo Amador.

En 2004, para celebrar su 60 cumpleaños, publica el disco dedicado al blues, 60mp3, que obtiene el premio al mejor disco en los Premios de la Música de España. Un año más tarde participa en el homenaje al poeta Pablo Neruda, Neruda en el corazón, así como en el festival de jazz de Granada junto a la Granada Big Band.

Cuando parecía que el tarro de las esencias estaba agotado, y que Miguel Ríos ya no podía sorprender a nadie, publica Solo o en compañía de otros, un disco que recoge canciones ya aparecidas en otros discos, a las que se les da un nuevo aire, así como un nuevo tema, varios duetos y una versión del tema Princesa que popularizase Joaquín Sabina. Al parecer, queda Miguel Ríos para rato… y eso es una excelente noticia.

1 Response so far »

  1. 1

    Sara said,

    Algunos si que mueren o envejecen, artisticamente hablando, como Sabina que después de lo que le dio (marichalazo) ya no hace conciertos tan rmovidos, pero vamos que sigue dando por culo y sigue siendo uno de los mejores cantautores que he conocido.
    Y qué decir de Miguel Ríos, una infancia muy feliz con su música de fondo en casa, si señor, querido por la familia😛


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: