Mira que eres malo…


Hoy quiero rendir homenaje a uno de mis actores favoritos. No por nada especial, simplemente me parece que lo merece. Su trayectoria ha estado cargada de altibajos, con papeles espectaculares y otros bastante mediocres. La crítica no siempre ha estado a su lado, e incluso ha llegado a despreciarlo durante mucho tiempo. Los directores lo dejaron en el olvido, y sólo se acordaban de él para interpretar a personajes secundarios, generalmente haciendo de malo de la película. Pero ahora, a punto de cumplir los 71 años, le ha llegado la gran oportunidad de la mano de Ron Howard. Me refiero, por supuesto, a Frank Langella, que vuelve por la puerta grande interpretando al que fuera presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, en el film El desafío: Frost contra Nixon.

Nacido el 1 de enero de 1940, desde muy joven tuvo claro que lo suyo era la interpretación. Estudió arte dramático en la Universidad de Siracusa, y después se enroló en la Compañía de Repertorio del Linclon Center, con la que colaboró en la obtención de varios premios OBIE (The Old Glory, The White Devil o Good Day son algunas de las obras galardonadas de la compañía en este periodo). Su buen hacer le llevó a debutar en Broadway con la obra Seascape del ganador del Pulitzer, Edward Albee, con la cual le llegó su primer premio Tony como actor secundario. Además de éste, ha conseguido otros dos de los considerados como los Oscar del teatro, por La Fortuna del Idiota (Turgueniev) y Frost/Nixon (Peter Morgan). Además ha protagonizado a los más grandes autores de teatro del Siglo XX, como Strindberg (El Padre), Noel Coward (Una Mujer Para Dos) o García Lorca (Yerma).

Su debut en la gran pantalla tuvo lugar en 1970, con el film Diario de una esposa desesperada, en la que interpreta al amante de un ama de casa descontenta con su matrimonio. En 1979 encarnó una de sus mejores actuaciones, interpretando de manera magistral a Drácula, en un film en el que dejaba a la sombra a todo un coloso como Lawrence Oliver, que interpretaba el papel del cazavampiros Van Helsing. A su espalda grandes cintas, como Lolita 1492, La Conquista del Paraíso, aunque también otras bastante prescindibles, como La Novena Puerta, intento de Polanski de adaptar la exitosa obra de Pérez-Reverte El Club Dumas. Durante la década de los 90 no le llovieron precisamente los grandes papeles. Interpretaciones secundarias en comedias como Junior o Eddie, en las que comparte cartel con Arnold Schwarzenegger y Whoopi Goldberg, respectivamente. Con el cambio de siglo, su aportación al séptimo arte continuó siendo bastante secundaria, aunque algo más seria, en cintas como Noviembre Dulce o Buenas Noches y Buena Suerte.

En su haber, además de los tres premios Tony, cuenta con una nominación a los Emi por el telefilm I, Leonardo: A Journey of the Mind, un Premio CableAce, por su papel en la serie Monkey House, y la reciente nominación a los Globos de Oro, antesala de los Oscar, por El desafío: Frost contra Nixon.

Pese a que los productores no lo quería para el papel, ha sido Ron Howard quien ha apostado personalmente por él para encarnar a Richard Nixon en su última producción, de la cual dicen carece de grandes efectos, pero que esto es suplido por la gran interpretación de Langella y de Michael Sheen, que interpreta a Frost. La película, que relata el conflicto mediático entre Nixon y Frost a mediados de los setenta, ha batido todos los records de recaudación en Estados Unidos. En España todavía tendremos que esperar un poco para disfrutar de, la que dicen, es la mejor interpretación de Frank Langella… Sin duda, la espera valdrá pena.

3 comentarios so far »

  1. 1

    Fuensanta Nava Vizcarra said,

    Me gusta el final de la nueva “Lolita” por la actuación de Frank. Anocche vi en cable un documental sobre Rita Hayworth, pues resulta que lo entrevistan porque él actuó la última película de ella. ¡Un privilegio para el Gran Frank!

    Saludos desde México

    Fuensanta

  2. 2

    tonylovsky said,

    Más vale ser un buen actor secundario que un mal actor principal, no lo olvides

  3. 3

    ale87xerez said,

    Pues sí, una pena… uno de tantos buenos actores que nunca han tenido la oportunidad de realizar un papel protagonista y cuyo nombre ahora no puedo recordar, debido en parte a mi desococimiento del cine. ¿O será por qué siempre han sido secundarios?


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: