Dias newyorkinos. Diario de una manzana en Manhattan. Dia 3.


Buenos y frios dias.

Llevo fatal el cambio de horario. El jet lag consigue que lleve todo el dia cansada y que me despierte a horas inapropiadas…en fin, espero que me acostumbre pronto o comenzaran a pensar que soy esa clase de persona responsable con horarios preestablecidos, y a este paso, manzanitas, no voy hacer ningun amiguito en el hostal.

Nueva York es increible, no solo por sus personajes y sus calles, es su conjunto, es algo asi como una frase muy recurrente de la lengua catalana: “tot plagat”. Es decir, no existen puntos independientes que reflejen una emocion o una caracteristica propia, se trata de verlo grosso modo, desde dentro o desde fuera, pero a nivel global. Porque esta ciudad es un sistema caotico pero muy bien estructurado, sus lineas de metro, los barrios o el trafico. Nada se sale de la norma newyorkina, otro tema es entender a los normatarios de aqui.

Ayer nos despertamos muy temprano y cogimos el metro con destino a Liberty Island, para asomarnos a la estatua mas famosa del mundo, que aunque no sea octava maravilla, es igual de sorprendente.

No entendemos el metro. Son muchisimas lineas(unas 12) interconectadas entre si y que funcionan que se yo que sistema que hace que las direcciones de las lineas cambien segun la estacion. M esta realizando un duro y constante estudio, por lo que espero imapacientemente que logre darme una explicacion razonada de la urbanistica de la ciudad, en primer lugar, por comodidad y orgullo, y en segundo lugar, para evitarnos las charlas interminables y absurdas con los personajillos de metro, “ratas del subterraneo”, que pese a ofrecernos su tiempo y su sabiduria en los trayectos del metro, estan locos, son cinicos y me crean cierta inseguridad, sobre todo, cuando M y yo nos quedamos solos en el vagon. No podria homogeneizarlos a todos, es imposible, pero si hay algo que les une, es su pasion por Nueva York y un caracter esquizifrenico en su forma de hablar y a la hora de moverse, sin prestar atencion a tus palabras, ellos solo hablan sin tener en cuenta sobre que les preguntaste. Asi es la ciudad del subsuelo.

Ha sido la primera vez que entramos en Manhattan. Nueva York se divide en cinco “broughs” o barrios gigantes con personalida propia: Queens, Brooklyn, The Bronx, Staten Island y la inquieta Manhattan. Manhattan es el centro del movimiento newyorkino, alli es donde se encuentra el centro financiero, el Central Park y todo aquello que te recuerde a NY. Los demas barrios son mas bien residenciales, aunque hablando de NY todo es bastante relativo, ya que son enormes y por lo tanto, tambien tienen sus propios lugares de ocio, cultura y deporte.

Asi que durante todos estos dias hablaremos principalmente de la isla de Manhattan.

La estatua de la libertad es pequenita, no pudimos coger el ferry que nos lleva hasta ella porque llovia muchismo y nos compramos un par de botas de agua en una tienda gigante frente a la zona cero, en world trade center. Estuvimos deambulando por esos feroces rascacielos grises e infinitos. Entre ellos se cuela la iglesia de la Trinidad, preciosa y gotica, con un pequeno cementerio. Todo ello constrastando con la frialdad de los edificos de unas 40 plantas de media. Entre esos colosales mosntruos de la construccion encontramos a ejecutivos enchaquetados, ataviados con sus maletines de piel y sus zapatos de un coste superior a todo lo que hay en el interior de mi maleta para 18 dias de viaje.

La zona cero esta devastada, no hay nada, excepto un socabon gigantesco, tuneladoras y banderas de los EEUU acompanadas de centros florales. Tambien hay publicidad del nuevo museo del 11 S.

Mas tarde, anduvimos por las calles del Soho, China Town, Tribeca o Little Italy, donde se mezclaban culturas de inmigrantes que en un tiempo pasado dejaron sus hogares y decidieron establecerse aqui, en el caos de la civilizacion.

Acabamos el dia en un Starbuck, con chocolate caliente y un pastel, cansados y mojados, deseando llegar al hostal. Entre tantas personas con bolsas de regalos, negros, chinos, sudamericanos…y dos espanolitos como nosotros es dificil saber la diferencia entre un inmigrante y un ciudadano. Nueva York no entiende de distinciones. Aqui eres uno mas, alquien que pasa frio, que si tiene algun dolar se lo gastara en algo caliente, que desea Merry Christmas en navidad y que odiara a la ciudad que mas ama, aunque el no lo sepa.

Hasta la proxima manzanitas.

1 Response so far »

  1. 1

    ale87xerez said,

    Juega al baloncesto en el bronx, por favor. No te vengas de allí sin haber hecho eso xDD


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: