Inocente, inocente


28 de deciembre. ¡Cómo odio este día! La gente aprovecha tu buena voluntad para tomarte el pelo. Y es que hoy es el día de los Santos Inocentes, día de las bromas por excelencia. No te puedes descuidar, si aceptas un cigarro de un familiar lo más probable es que dentro tenga un petardo, si contestas al móvil a un número oculto te arriesgas a alguna gracieta. No puedes fiarte de nadie, la broma puede caer de quien menos lo esperes, incluso los diferentes medios de comunicación publican noticias falsas. Sin embargo, lo que se conmemora este día poco tiene que ver con el sentido jocoso que se le da hoy en día. Es una historia bañada en la sangre de unos niños.

Cuentan los Evangelios que en tiempo del rey Herodes en Belén de Judea nació un niño en un establo, al no tener sus padres otro sitio donde alojarse. Ese niño no era otro que el anhelado Mesías del que hablaban las antiguas escrituras de la religión judía. Alertado por unos magos venidos de oriente (de los que hablaremos en próximas fechas) de que había nacido el que habría de ser rey de los judíos, Herodes  ordenó el asesinato de todos los varones nacidos en la región menores de dos años. Estos magos fueron alertados en sueños por un ángel de las intenciones del rey Herodes, y al llegar a lugar donde habían de adorar al Mesías, advirtieron a sus padres del peligro que corrían, por lo que decidieron huir y refugiarse en Egipto.

Sin embargo, según las crónicas de historiadores de la época, como Flavio Josefo, esa matanza no tuvo lugar. Tan sólo el Evangelista San Mateo se hace eco de ella. Sin embargo sobran las crónicas que cuentan que Herodes era un personaje déspota y cruel, por lo que no es de extrañar que ordensase la matanza, pero esta nunca tuviese lugar. Esto es únicamente una posibilidad, imaginación del que suscribe, basada en la obra de César Vidal El Documento Q, en el que se llega a la conclusión de que Jesús nació en los últimos tiempo del monarca. Otros autores consideran que, como tantas otras cosas que no deben ser interpretadas de forma literal de la Biblia, es únicamente una metáfora para que los contemporáneos comprendiesen la importancia del alumbramiento.

Sea como fuere, no cabe duda de que la celebración actual, poco tiene que ver con el sentido tradicional que tenía en un principio. Como sucede tantas veces, el hombre le ha hecho una inocentada a la Historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: