Sus majestades de Oriente


Ya vienen los Reyes, y no precisamente Juan Carlos y Sofía. Mañana saldremos a las calles a verlos procesionar con todo su séquito, y cuando volvamos prepararemos el ritual que hacemos año tras año: prepararemos unas copitas (o vasos de leche, que con el carnet por puntos está la cosa jodida para beber y conducir), unos polvorones de los que compramos a principios de navidades y que nos han sobrado, e incluso hay quien prepara unos cubos de agua para los camellos. ¿Pero quienes son estos hombres que cada 6 de enero reparten ilusión entre niños y no tan niños?

Según la tradición popular son tres los encargados de repartir ilusión en la madrugada del 5 al 6 de enero, aunque en el Nuevo Testamento no aparece el número concreto que eran. Según el evangelio de San Mateo:

Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían de Oriente se presentaron en Jerusalén preguntando: “¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues Hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a verle.

Que sean tres se debe más bien a un convencionalismo que a razones puramente reales. Ya que los dones que ofrecieron eran tres, se decidió que este era el número idóneo. Ya en el S. XVI, en un códice hayado en París, se hace mención a los nombres con los que actualmente se conocen: Melchor, Gaspar y Baltasar.

A partir de aquí surgieron leyendas que hablaban de un cuarto rey, que perdido por el camino fue entregando sus dones (aceite y vino) a los más desfavorecidos. Esto hizo que cuando llegó a Belén a adorar al Niño, éste hubiese partido a Egipto con su familia que había sido informada de las intenciones del Rey Herodes de asesinar a los niños. Pero debido a su bondad, en el camino se dedicó a socorrer a todo aquel que lo necesitaba, por lo que llegó tarde también a Egipto, y posteriormente a Nazaret. Cuando finalmente alcanzó al Mesías era un viernes de Pascua, y aquel al que buscaba había sido crucificado. Anciano y cansado, casi arrastrándose, llegó a los pies de la cruz, y consiguió gemir unas palabras: “Perdóname, llegué demasiado tarde”. Pero en su último suspiro, desde lo alto de la cruz, escuchó una voz que le decía “No te preocupes, hoy estarás conmigo junto al Padre”.

Las edades y las razas también son simbólicos. Generalmente suelen representarse a un hombre joven, a un hombre maduro y a un anciano. Las razas representan a las razas conocidas en la edad media: la europea, la africana y la indoasiatica, y con ello se quería representar la difusión del cristianismo por todo el mundo.

Otra modificación que se ha hecho con el paso de los años, es otorgarles el título de reyes. Na cabe duda de que se trataba de personas poderosas, ya que los dones que otorgaban eran muy codiciados (oro, incienso y mirra), pero San Mateo habla de “unos magos”. Tampoco debemos tener la idea de que eran magos de los que hacen desaparecer un conejo en una chistera. Que se les conozca como magos se debe a la derivación del texto original en griego, en el que se hacía referencia a unos sabios, magoo en griego. Hay teorias que apuntan a que se trataba de astrónomos, y que así lograron ver la Estrella. Otras teorías apuntan a que se trataba de alquimistas, e incluso, desde la Iglesia, no se descarta que realmente fuesen reyes, ya que el libro de los Salmos así lo indica.

Sea como sea, no cabe duda de que esos hombres poderosos, que hicieron miles de kilómetros para postrarse ante un recién nacido, la próxima madrugada del 5 al 6, llenarán de ilusión nuestros hogares.

1 Response so far »

  1. 1

    Guti said,

    Muy buena la información don Antonio..


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: