Baelo Claudia


/static.panoramio.com

Playa desde la duna. Fuente: static.panoramio.com

Vamos a iniciar un recorrido por las que, para mí, son las 7 maravillas de Andalucía, fundamentales para todo visitante. La primera de ellas es la playa de Bolonia, la playa que más me ha impresionado de todas en las que he estado. Situada en la Ensenada de Bolonia, entre Zahara de los Atunes y Tarifa, la playa tiene una particularidad que la hace única en el mundo: en ella se erigen los restos de lo que fue una antigua ciudad romana: Baelo Claudia. Restos que se levantan imponentes en la misma arena de la playa.

En ningún otro yacimiento romano de la Península Ibérica es posible extraer tras la visita una visión tan completa del urbanismo romano como en Baelo Claudia. En esto radica su principal interés, destacado también por el espectacular paisaje que rodea a la ciudad.

Situado en el Parque Natural del Estrecho, se trata de un lugar tranquilo y apartado, ideal para hacer senderismo o submarinismo debido a sus grutas subacuáticas, y con muchas especies vegetales autóctonas. La ensenada en la que se encuentra parece protegerla del paso del tiempo. Es una delicia bañarse en sus aguas cristalinas y descansar en su fina y blanca arena. Y algo obligado es contemplar todo el entorno desde la gran duna, un monumento natural que se erige sobre más 30 metros de altura y 200 de anchura, que parece ser la centinela de todo el entorno paisajístico. Las vistas desde la cima son increíbles, y ver la imponente masa de arena ganando terreno al pinar próximo nos recuerda que no somos nada comparados con la fuerza de la madre naturaleza.

En el yacimiento se conservan los elementos más representativos que constituían la esencia de una ciudad romana; una muralla —de la que se conservan las puertas principales—, el senado local o el archivo municipal, un foro, un palacio de justicia (basílica judicial), cuatro templos: dedicados a Júpiter, Juno, Minerva y a la diosa egipcia Isis. También pueden verse restos de las tiendas (tabernae), del mercado (macellum), las termas (termae) y el teatro.

El abastecimiento de agua de la ciudad se realizaba por medio de tres acueductos. También puede apreciarse la zona industrial con restos de las instalaciones para la fabricación del garum, calles, acueductos, restos del sistema de alcantarillado, etc.

La ciudad nace a finales del siglo II a. C. sobre un asentamiento fenicio-púnico más antiguo (Bailo, Baelokun), y su existencia está muy relacionada con el comercio con el norte de África (era el principal puerto marítimo que enlazaba con la ciudad de Tánger en Marruecos). Centro administrativo y comercial del Mediterráneo, la pesca, la industria de salazón y el garum (una salsa derivada del mismo) fueron las principales fuentes de riqueza. El emperador romano Claudio le concedió el rango de municipium (municipio romano) en el siglo I d.C., época de esplendor debido además a que por su situación estratégica servía de base para las campañas contra el norte de África.

Su decadencia se inició a partir de segunda mitad del siglo II, cuando un gran maremoto arrasó gran parte de la ciudad. A sus desastrosos efectos se sumaron la crisis del siglo III, las campañas de bereberes sobre la zona romana del norte de África, y las incursiones de hordas de piratas, fundamentalmente mauritanos y germanos, que saqueaban continuamente la ciudad. Aunque experimentó un ligero rebrote en el siglo III, la ciudad fue abandonada definitivamente en el siglo VII.

www.mundocultural.net

Templos del capitolio. Fuente: http://www.mundocultural.net

Desde entonces, la ensenada de Bolonia había permanecido desierta, y la rica historia de la ciudad cayó en el olvido. Entre 1700 y 1900 se producen algunas noticias de eruditos y viajeros que señalan la presencia de ruinas romanas en la zona, las cuales se identifican desde muy pronto con Baelo Claudia. Sin embargo, es a partir de 1917 cuando la ciudad entra de lleno en la investigación arqueológica a partir de las cuatro campañas que realiza el hispanista francés Pierre Paris, que excava buena parte de la estructura básica de la ciudad, mientras que George Bonsor hace otro tanto en la necrópolis oriental.

No es hasta 1966 cuando gracias a las prospecciones geofísicas dirigidas por el profesor Pellicer se establece la importancia de la ciudad. En ese mismo año, la Casa de Velázquez, Institución francesa de estudios hispánicos, comienza unos trabajos sistemáticos de investigación arqueológica que continúan hasta finales de la década de los años ochenta del siglo pasado y que han dado lugar a uno de los yacimientos arqueológicos más completos de la península de época romana.

www.mundocultural.net

Estatua de Trajano. Fuente: http://www.mundocultural.net

Se trata de un lugar ideal para pasar un día de playa, y a la vez disfrutar del maravilloso paisaje, por lo cual es indispensable acudir con una cámara de fotos. Pero sobre todo, es fundamental cuidar la zona y no ensuciarla, pues se trata de uno de los pocos lugares -casi todos ellos los tenemos en la costa occidental de Andalucía- donde todavía parece no ha pasado el tiempo por ellos.

La única pena, es el atentado urbanístico llevado a cabo con la construcción reciente de un Museo –según la Junta– o de un búnker, el “búnker de Cháves” –según asociaciones ecologistas– en suelo no urbanizable y supuestamente protegido por la Ley de costas. Penoso es que en este caso el infractor no sea una empresa privada, como suele ser habitual, sino la misma Junta de Andalucía.

El único acceso a Baelo Claudia se realiza a través de la Carretera Nacional 340 (Cádiz-Málaga). A la altura del punto kilométrico 70,2 de dicha carretera, se encuentra la intersección con la carretera provincial CA-P-8202, que se dirige a Bolonia y El Lentiscal. Siguiendo esta última, y a menos de 8 kms. desde el citado cruce, se llega a Baelo Claudia. Esta carretera posee un acceso complicado, pero sinceramente merece la pena.

todosviajes.com

Ruinas junto a la playa, con la duna al fondo. Fuente: todosviajes.com

Horario de visitas al conjunto arqueológico:

Del 1 de junio al 30 de septiembre:

De martes a sábado, de 09:00 a 20:00 horas

Del 1 al 31 de octubre y del 1 de marzo al 31 de mayo:

De martes a sábado de 09:00 a 19:00 horas.

Del 1 de noviembre al 28 de febrero:

De martes a sábado, de 09:00 a 18:00

Domingos y festivos abierto de 09:00 a 14:00 horas. Todos los lunes del año cerrados.

www.fotonatura.org

Imagen de la duna. Fuente: http://www.fotonatura.org


3 comentarios so far »

  1. 1

    Buenos días.

    Nos congratula informarle que hemos lanzado la Plataforma Privada Online de Visitas Virtuales de los Conjuntos Arqueológicos de Andalucía.
    Puede acceder a la primera implementación, la de Baelo Claudia (Tarifa, Cádiz), en la siguiente dirección: http://www.baeloclaudia.net
    Se trata de un desarrollo pionero, en continuo crecimiento, y su financiación será exclusivamente privada, ya que no contamos con ayudas públicas. Pretende ser el punto de acceso a actuales y futuros visitantes, y convertirnos en los primeros promotores de la difusión de todo el patrimonio histórico y arqueológico de Andalucía, mediante nuestra tecnología patentada TimeView. Organizaremos viajes, excursiones, acuerdos con hoteles, restaurantes, comercios de la zona, merchandising, venta de fotografía, video, y un gran abanico de productos y servicios, orientado a visitantes nacionales y extranjeros.

    Sin más, reciba un saludo.
    PD: el tiempo de carga de dicha página y sus elementos dependerá de su conexión a Internet y la saturación del servidor.

  2. 2

    […] La uña de león es unas especie traídas casi siempre con dinero público, debido a su vistosidad y a que sirven para fijar dunas y taludes. Absorbe todos los nutrientes próximos y elimina la luz, provocando el desplazamiento de especies próximas. Este organismo ha sido plantada por la Junta en las ruinas de Bolonia, donde hoy supone un grave pel…. […]

  3. 3

    ale87xerez said,

    Una maravill sí señor, y si se tiene suerte y el día está despejado al fondo se puede divisar África. La llegada es un poco delicada… mucha curva…
    Por cierto, los que sí descubrieron pronto las ruinas eran los vecinos de la zona, que antes era típico ir a las ruinas y coger las piedras de allí para hacer las casas.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: