La Manzana de la Discordia


Colaboración de Maribel Mateos:

Según la mitología griega, la diosa Eris (“disputa”) destinó una manzana dorada para “la más bella” en la boda de Peleo y Tetis. Este trofeo encendió una egomaniáca disputa entre Hera, Atenea y Afrodita, que terminaría provocando la Guerra de Troya.

Este eufemismo que conocemos hoy como “La Manzana de la discordia” se manifiesta en el Paseo de Gracia de Barcelona, donde tres de los edificios más célebres del modernismo catalán se baten a duelo en belleza y vanguardia.

Durante la época de ampliación de la ciudad fuera del casco medieval, las familias burguesas más adineradas encargaron a los arquitectos más reconocidos la contrucción de unas casas en esa zona. Para las familias representaba una forma de reafirmar el status social mediante la ostentosidad; para los artistas, rivalizar en ingenio.

La primera obra de arte se sitúa en el cruce de Passeig de Grácia y Aragó. Se trata de la Casa Batlló (Paseo de Gracia, 43), obra de Antoni Gaudí. Estas obras fueron muy polémicas, pues superaron los límites de las ordenanzas municipales del momento. Gaudí añadió balcones, dos pisos y la decoración de la fachada, hecha de mosaico polícroma.

casa-batllo1

Justo al lado está la Casa Amatller, de Josep Puig i Cadafalch (Paseo de Gracia, 41), también con ornamentación de cerámica polícroma. Este edificio combina estilo neogótico e inspiración flamenca típica de los Países Bajos.

casa_amatller

Por último, se encuentra la Casa Lleó Morera (Paseo de Gracia 35) del arquitecto Luís Domenèch i Montaner, construida en 1902. Cuatro años después ganó el primer premio de arquitectura otorgado por el Ayuntamiento de Barcelona.

casa20lleo20morera1

En resumen, manzanitas, que me quedé boquiabierta al pasar junto a este trocito de historia durante mi visita express a Barcelona. Y aún más si se atiende a la fecha de la que datan las construcciones. ¿Visionarios? Todavía hoy pueden presumir de encabezar la vanguardia. No me extraña que en su momento tacharan a Gaudí de “loco”. Pero, como dice algún dicho popular (y no por ello menos sabio), “El sordo cree que los que bailan están locos”. Buenas noches.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: