Nos atacan los “aliens”


Las especies invasoras (“aliens”, en inglés) son uno de los mayores peligros que actualmente presenta el medio ambiente nacional. Como “especie invasora”, se define a todo organismo procedente de otra zona del mundo y que una vez llegado al nuevo medio tiende a invadirlo como si de una plaga se tratara, propiciando la desaparición de otras especies. En Andalucía este problema está siendo especialmente grave. De hecho, se estiman que hay actualmente en la región unas 300 especies invasoras. Por ello, ha surgido el programa andaluz para el control de las especies exóticas invasoras.

Con la aparición de la globalización, la mano del hombre ha provocado este problema jamás antes conocido con tanta magnitud, que ataca especialmente a ecosistemas frágiles como marismas y riberas. De hecho, el Parque Natural de Doñana, a pesar de ser uno de los más protegidos, es una de las zonas más afectadas. Según Montserrat Vila, investigadora del CSIC, estos seres vivos “se reproducen con mucha rapidez al ser más fuertes y amenazan los ecosistemas naturales, los cultivos, el ganado y hasta a la salud humana, provocando alergias y dermatitis”.

Entre las especies más perjudiciales, encontramos al Cangrejo Rojo. Procedente de los pantanos del Mississipi, es transmisor de un hongo mortal para el cangrejo autóctono, con el que compite en una lucha desigual, ya que posee pinzas mucho más grandes y un caparazón más resistente.

La Salvinia o Helecho de agua es una especie vegetal originaria de América, fundamentalmente como ornamento para peceras y estanques, pero con el paso del tiempo se ha expandido peligrosamente. Esta especie forma un intenso tapiz que evita el paso de la luz, por lo que provoca la muerte de algas y microorganismos, alterando a su vez todo su ecosistema.

La Carpa Común proviene de Asia y del Este de Europa. Es un pez de agua dulce traído expresamente por el hombre para la pesca deportiva en ríos, embalses y pantanos españoles. Esta especie enturbia el agua y tiene especial predilección por el sustrato vegetal de los fondos, que sirve de alimento a numerosas especies animales, provocando graves desequilibrios ecológicos.

La uña de león es unas especie traídas casi siempre con dinero público, debido a su vistosidad y a que sirven para fijar dunas y taludes. Absorbe todos los nutrientes próximos y elimina la luz, provocando el desplazamiento de especies próximas. Este organismo ha sido plantada por la Junta en las ruinas de Bolonia, donde hoy supone un grave peligro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: