Al sur de la línea Mason-Dixon


 

slavmap2

Si bien Faulkner tiene referentes literarios como James Joyce, no es menos cierto que su obra y su persona están claramente marcados por su lugar de nacimiento y su herencia sureña.

El Sur de los Estados Unidos es una tierra con unas características específicas que confieren a sus habitantes una serie de rasgos diferenciadores. Fueron estados que se incorporaron a la nación con posterioridad y que contaban ya con una rica y variada herencia cultural tanto francófona como hispana. A esto hay que unir la gran cantidad de población de esclavos africanos que trabajaban en enormes plantaciones.

De este crisol cultural no podía por más que nacer un lugar distinto con unas costumbres arraigadas y que terminaría por chocar con los estados del norte.

La Guerra Civil americana acabó no sólo con el esclavismo, sino que condenó una forma de entender la vida y puso de manifiesto las enormes diferencias entre ambos sistemas de producción, el esclavista y el industrial. La ruina empezó a ser moneda de uso común entre muchas de las ricas familias “aristocráticas” del Sur. El Sur empezó a vivir en una especie de sueño profundo del que tardaría en despertar. Muchos vivirán añorando tiempos mejores y cargados de melancolía.

Todo esto está en las obras de Faulkner. Sus personajes cubren todos los espectros, desde el rico hacendado al pobre esclavo negro que malvive en una choza.

Los centros culturales de los Estados Unidos durante el siglo XIX y principios del XX, estuvieron en el Norte. Primero la ciudad de Nueva York, donde destacaban intelectuales como Washinton Irving, James Fenimore Cooper o William Cullen Bryant. A partir de los 30 se traslado a Nueva Inglaterra, en un primer momento a Boston y luego a poblaciones cercanas como Cambridge (aglutinados por James Russell Lowel y Oliver Wendell Holmes) y a Concord ( Ralph Waldo Emerson y Nathanel Hawthorne).

Dada la situación expuesta en el primer párrafo, resulta difícil para los expertos explicar por qué a partir de los años 20 el centro cultural se traslada al Sur. Desde esa fecha y hasta los años 50, fue centro geográfico de importantes movimientos culturales como los Fugitives, los Agrarians y los New Critics.

Asimismo, escritores de prestigio como Eudora Welty, Robert Penn, Warren John, Crowe Ranson, Cleanth Brooks, Thomas Wolfe y por supuesto William Faulkner; vivían allí.

A la crisis espiritual mencionada anteriormente se unió en pleno siglo XX una crisis económica de ámbito nacional que obviamente afectó más a esta zona por ser la más pobre del país más rico (la reciente tragedia de Nueva Orleans deja de manifiesto que las cosas no han cambiado mucho en los últimos 70 años).

Esto sirvió de acicate para que surgiera una gran generación de escritores, (en momentos de crisis económica surgen a veces explosiones culturales, salvando las distancias baste recordar el Siglo de Oro español).

Los escritores sureños, y por supuesto Faulkner como no, intentaban interpretar el sentido del pasado, la identidad propia de la cultura sureña y definir lo que les separaba y a la vez les unía al resto del país. Anhelaban encontrar un paraíso para aquellos desposeídos que pululaban por las calles del Sur.

En sus obras incorporan fotografías para cargarlas de dramatismo y a la vez como arma de denuncia social. Dentro de esta corriente cabe destacar Alabemos a hombres famosos, escrita por James Agee en colaboración con el fotógrafo Walker Evans.

El Sur deseaba dejar atrás los fantasmas de un pasado marcado por la derrota y el sentimiento de culpa, que por otra parte son señas de identidad de sus gentes. Faulkner refleja todo ese estado de cosas en sus obras. Los años veinte es su etapa elegida para ser base de sus narraciones. Siente atracción por la estética modernista ya que esta se amolda a ese universo fragmentado y alocado al que quiere retratar. Las pésimas condiciones sociales, el nihilismo y el atraso forman parte tanto de su obra, como del Sur de los Estados Unidos de los “felices” años veinte.

Sus obras se caracterizan además por tener presente siempre una mirada atrás, una mirada hacia un pasado entendido como glorioso por quienes recuerdan. No suele ser habitual una mirada optimista respecto del futuro, eso se lo deja a Thomas Wolfe…

Para acerarse a la obra de Faulkner es necesario tener en cuenta de donde viene tanto como hacia donde pretende ir.

3 comentarios so far »

  1. 1

    […] Si bien Faulkner tiene referentes literarios como James Joyce, no es menos cierto que su obra y su persona están claramente marcados por su lugar de nacimiento y su herencia sureña. El Sur de los Estados Unidos es una tierra con una Si bien Faulkner … Articulo Indexado en RadioTK Live!!Fuente […]

  2. 2

    carmenxa said,

    Señor X, podrías proponer algunas obras de estos autores sureños???gracias!!^^

  3. 3

    ale87xerez said,

    Parece que todas las naciones tienen sus vencedores y sus vencidos. A mí me resulta curioso que sea más fácil que salgan referentes culturales en el bando de los perdedores y los damnificados.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: