Cuánto cuesta ir al médico


Este fin de semana llega el último trabajo de Michael Moore, Sicko. Tras mostrarnos la relación de sus paisanos con las armas y cómo son los tejemanejes del poder en los USA, ahora nos enseña su sistema sanitario.

Que la salud es algo muy importante es obvio, pero que pueda ser un lujo para muchos norteamericanos, es otra cosa. Eso es lo pone de relieve en esta cinta. Ya sabes desde un principio por donde van a ir los tiros, es sabido de más de que pie cojea el personaje, y por tanto, cuáles van a ser sus conclusiones, pero no deja por ello de ser interesante.

A través de varios casos de personas vejadas por no poder pagar sus operaciones, tratamientos, etcétera, nos expone la situación. La sanidad está en manos de empresas privadas a las que le interesa más el beneficio económico que la salud de los seres humanos.

Luego compara el sistema norteamericano con otros como el de sus vecinos de arriba o el de Francia o Reino Unido, la comparación es más que odiosa. Es deleznable que alguien pueda llegar a morir por no tener vil metal con el que pagar, pero c´est la vie, para algunos. La comparación más dañina, para algunos sectores, es la que realiza con el cubano. Llama más la atención la diferencia de volumen perimetral de los estadounidenses en comparación con los cubanos, pero eso no es tema del documental, entre otras cosas porque el amigo Michael no hace ejercicio desde primaria. Tal vez algo menos de peso le haría tener menos enfermedades, pero eso se sale de su teoría. En muchos sitios se dice que uno es pobre pero honrado, en los USA uno puede ser pobre pero orondo, es curioso, a lo mejor se lo plantea en otra película. También estén detrás grandes empresas, políticos,…Joder le acabo de dar una idea si ya no se le había ocurrido.

La parte más curiosa es la relación de las grandes compañías de seguros y lo políticos americanos, americanos de EE.UU., no desvelo nada pero es casi vomitivo. En especial lo de la Hilaria Clinton.

Moore aparece menos en pantalla, al menos en un principio. Intenta mantenerse más al margen que en otros trabajos, eso sí a mediados del documental vuelve el de siempre.

Es un interesante documento, aunque el modus operandi suene algo a trillado.

Es recomendable y además da en qué pensar a la salida del cine, que viendo cómo se escapan los cerebros de otras salas no es poca cosa.

1 Response so far »

  1. 1

    ale87xerez said,

    Jajaja xD el señor Michael te da las gracias por su próximo documental xDD


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: