Errores en la vida


9788493578916imarh8Todos cometemos errores. En algún momento de nuestra vida, cada cual se ha arrepentido de haber hecho tal cosa o habría dado marcha atrás para cambiar tal otra. A buen seguro que Felipe II se arrepintió de haber enviado la Armada Invencible contra Inglaterra. Lo mismo que Jim Carrey desearía no haber hecho nunca “Un loco a domicilio”. Yo también lamento algo, nunca tendría que haber comprado El puente de los judíos, de Martí Gironell.

Quería encontrar una historia corta, un libro más relajado después de otro con más profundidad psicológica, que además sirviera para abrir boca para el siguiente.  “En una semana me lo leo”, pensé. Pero en vez de eso este libro se ha alargado como una tortura, haciéndome incluso dudar de mi gusto por la lectura.

La historia comienza en 1316, cuando Pere Baró, arquitecto encargado de reconstruir el puente de la ciudad de Besalú, recibe un manuscrito donde se cuenta la crónica de la construcción original. La trama del libro girará en torno a los hechos que acontecerán durante la primera edificación, en 1074. El conde de Besalú encarga a Primo Lombardo la construcción de un puente que servirá para colocar a la ciudad como una de las plazas fuertes de la región. A partir de ahí, intereses cruzados y enredos políticos van configurando un argumento donde el papel de los judíos terminará siendo fundamental.

El libro es un tostón, escaso de ritmo, con multitud de historias diseminadas que presentan a muchos personajes pero no profundiza en ninguno. La historia en sí tiene posibilidades, pero tal y como está planteada no consigue enganchar en ningún momento al lector. Empieza a perder credibilidad en el mismo instante que el autor usa el lenguaje actual para narrar hechos del siglo XI. Por otra parte, lo estereotipado de las situaciones y unos diálogos cuya simplicidad asusta hacen que uno se replantee en varias ocasiones la conveniencia de continuar con su lectura. La estocada final la recibes cuando la acción se desvía por los derroteros de historias de brujas y druidas. Eso sí, hay algunas escenas de sexo donde el autor no le envidia nada a Corín Tellado. De los pocos capítulos interesantes.

De los errores se aprende. Y yo he aprendido. A partir de ahora seré más desconfiado a la hora de seleccionar un libro. Aunque ya se sabe, el ser humano siempre tropieza dos veces…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: